Chuf.....Chufffff.........

A que niño pequeño no le gustan los trenes. En las épocas navideñas de mi niñez, se podían ver exhibidos en las tiendas, grandes trenes de juguete. Desde los muy sencillos, hasta los más sofisticados. Había para todos los gustos y todos los presupuestos. No había persona que no se detuviera ante el aparador de las tiendas que los mostraban para echarles un ojo. Era uno de los regalos favoritos para los niños en las Navidades de antaño.
    Esa época parece estarse esfumando con la llegada de tanto avance tecnológico a nuestro época actual. Los trenes han empezado a pasar de moda en donde ahora, se han quedado como amos y señores, las computadoras, las tablets, los teléfonos celulares, los juegos de consola, y algunas otras cosas más. Es raro ver un tren eléctrico o de pilas exhibiéndose en alguna tienda en estos días, pero para mi, nunca perderán su encanto, y espero poder conseguir uno para mis nietos.
    Para evocar esos años de niñez, he pasado algunas horas elaborando este pequeño tren de papel, que a su vez servirá para poner algunos dulces en casa.








La combinación de colores me ha encantado. Festive Wishes se llama la colección de papeles que he usado para elaborarlo. 

Saludos cordiales,
Laura de Garza  





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sus comentarios son muy importantes para mi. Muchas gracias por tomarse el tiempo para hacerlos. Dios le bendiga.